martes, 19 de enero de 2010

nuevos postulados NEUROCODEX

POSTULADOS

1. Asumimos el vivir como un proceso continuo, de innovación constante hacia formas superiores de evolución. En el caso humano, tal ascenso se da gracias al poder transformador que poseemos sobre la naturaleza.
2. Lo que nos hace persona es la manera cómo nuestro cerebro trabaja: 10% programas de proceso y contenidos genéticos, 10% programas de proceso y contenidos conscientemente adquiridos (voluntad), 80% programas de proceso y contenidos adquiridos inconscientemente (automáticos).
3. El conocimiento y dominio experto de los códigos de nuestros módulos cerebrales de Pensamientos, Emociones, Sentimientos y Acciones, encausados hacia direcciones y logros específicos es la garantía de la satisfacción personal, el sentido de seguridad y una convivencia armónica, saludable y efectiva con un máximo rendimiento en nuestros desempeños particulares, familiares, sociales, financieros y laborales. Cuando hay un acoplamiento satisfactorio de los componentes lo denominamos CONGRUENCIA. Para ello, construimos vectores de acciones positivas transformadoras gracias a nuestra particular inteligencia.
4. Ante un estímulo competente, la emoción correspondiente tomará el control exclusivo de nuestras acciones durante 6 décimas de segundo, a partir de allí los sentimientos y los pensamientos encausarán el resto de la respuesta.
5. Los sentimientos básicos y profundos constituyen los marcos de justificación (premisas) de nuestro razonar, armando estructuras complejas –creencias fundamentales- que engloban pensamientos lingüísticos. Por ello, discutir, sin revisar los sentimientos, resulta inútil al querer resolver querellas.
6. Los principales estímulos competentes para provocar respuestas humanas, lo constituyen las interacciones del mismo tipo. Así, nuestro cerebro se nutre, fundamentalmente, del trato humano. Esto se refleja en la creación de un escenario neurológico virtual (mental) donde la experiencia se convierte en el principal predictor de comportamientos futuros, acostumbrándonos a crear patrones P.E.S.A. que llamamos “realidad”.
7. A partir de nuestra P.E.S.A. versionamos cuatro tipos de realidades: 1- Física o extensional, 2- Mental privada o neurovirtual, 3- Gregaria o grupal (social) y 4- Espiritual o metafísica.
8. El cambio humano positivo resulta posible en la medida en que recodificamos nuestras experiencias: Sistematizamos nuevos Pensamientos, Domesticamos las viejas Emociones, Cultivamos los Sentimientos correspondientes, planificamos, diseñamos, ejecutamos y supervisamos las mejores Acciones en la nueva dirección trazada en cada una de las cuatro realidades.
9. Para realizar el cambio humano positivo resulta más rendidor trabajar sobre los procesos de nuestro sistema nervioso que sobre los contenidos específicos de los asuntos involucrados.
10. Cada vez que hay desacuerdos entre personas, lo único útil que indica es que las partes en disputa aún no han logrado opciones válidas de consenso. Por lo tanto, hay que seguir buscando e indagando. Para ello están las autopistas de transformación: formación, coaching, terapia y neurosocioanálisis.
11. Para realizar cambio humano positivo, o mejoras sustanciales en el rendimiento y satisfacción dentro de las organizaciones o conglomerados humanos, es importante atender a la forma cómo jerárquicamente nos organizamos y a cómo se lidera y sigue dentro de la organización, respetando las leyes de interacción humana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada