lunes, 10 de diciembre de 2012

El sentido de trascendencia a través del tiempo

Muchas veces la rutina nos consume de tal manera que no nos detenemos a preguntarnos: ¿Por qué estoy haciendo esto? ¿Hay un verdadero sentido en mis decisiones? ¿El tiempo que invierto a diario lo empleo con una finalidad significativa para mi? Más bien actuamos al ritmo de las situaciones dejándonos llevar por la marea sin establecer un rumbo fijo. Sin embargo, la toma de conciencia propia, el autoanálisis y tener presente siempre hacia donde queremos ir es fundamental para sentirse bien y a tono con el proyecto de vida que hemos elegido.

El tiempo nunca se detiene y por esta razón es de vital importancia saberlo administrar de acuerdo a las necesidades, no solo básicas, sino espirituales y trascendentales. Dedicar parte del tiempo a realizar actividades que enriquezcan nuestra manera de pensar y de actuar también debe pertenecer a la rutina así como el trabajo, los estudios, la familia, las diligencias, etc. A decir verdad, todo lo que nos rodea está relacionado con nuestra vida en distintos aspectos. Si empezamos por tomar especial cuidado en nosotros mismos nos irá mejor de lo que pensamos en cada aspecto.
 invertir-tiempo-en-el-plan-de-negocios-te-redituara-grandes-beneficios-archivo.2008-11-06.8219655467
Todo está conectado y por simple que parezca las bases que tenemos son nuestros pensamientos, emociones sentimientos y acciones, es decir, nuestro PESA término extraído de Neurocodex un modelo que nos enseña a integrar de manera congruente nuestra vida.

Uno de los postulados de Neurocodex dice “La seguridad de una vida con sentido, sienta sus bases en la cocreación con la PESA congruente de proyectos vitales que contemplan cuatro realidades como expresión humana trascendente” Esto quiere decir, que si fortalecemos el PESA y lo alineamos con un sentido congruente el espiral de nuestra existencia se conectará con lo que verdaderamente nos satisface y así en cualquier momento podemos respondernos aquellas preguntas planteadas al principio de la lectura. Es aquí donde nos sentiremos seguros porque sabremos cómo dirigir el timón en momentos de turbulencia.

El sentido de trascendencia, es pues, la manera cómo hemos abordado la existencia misma de la vida en conexión con las relaciones que establecemos y las decisiones que tomamos. Desde la concordancia de los sentimientos, emociones, pensamientos y acciones (PESA) podremos encontrar la tranquilidad que buscamos, no importa de donde venimos, lo importante es lo que hacemos en nuestro recorrido temporal.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada