lunes, 11 de abril de 2011

LA PNL Y EL CAMBIO ORGANIZACIONAL POSITIVO

Dr. Luis Arocha Mariño Publicado en: “Consecomercio al día”, No. 25, Abril, 2011. Los años ochenta del siglo pasado nos sorprendieron con la emergencia de uno de los mayores aportes al cambio humano positivo: La PNL o Programación Neurolingüística. “…la síntesis más importante del conocimiento sobre comunicación humana desde la explosión de la psicología humanística en los años sesenta”, según palabras del Science Digest. Se trató de un verdadero salto cuántico en las posibilidades de uso de herramientas mentales y de relación humana que más han contribuido al desarrollo de personas, empresas y organizaciones de distinto nivel de manifestación cultural. La manera específica y efectiva de abordar temores, dudas en las decisiones, problemas emocionales y familiares se acortó y logró, de manera breve y económica, ayudar a millones de personas en el mundo entero.
En el entorno organizacional, ya son muchas las empresas que disfrutan de sus ventajas operativas, lo saben grandes corporaciones como IBM, Fiat, Wallmart, entre muchas otras, así como pequeñas empresas y organizaciones gubernamentales y no gubernamentales. Tal ventaja operativa que ofrece la PNL se debe a la sencillez y pragmaticidad de sus modelos y técnicas. Se fundamenta la PNL en el hecho de que nuestros comportamientos no son en sí mismos un proceso netamente consciente, sino que solemos ser presa fácil de prejuicios (llamadas creencias en lenguaje formal), emociones descontextualizadas o sentimientos largo tiempo acumulados y muchas veces no bien dirigidos, amén de entrenamientos específicos no integrados en nuestra memoria automática. Además, cada uno de nosotros desarrolla una experiencia privada y única que nos sugiere la idea de que es compartida. Esas son las razones fundamentales por la que resulta tan difícil acordar, mientras que resulta sencillo enfrentarse o mantener una disputa inacabada. La PNL o Programación Neurolingüística nos ofrece un panorama distinto: herramientas prácticas para facilitar un dominio personal capaz de superar el estrés aún en situaciones externas extremas, capacidad para abrir opciones cuando parece que estamos perdidos, facilitar nuevos aprendizajes, elaborar estrategias de influencia poderosa para aclarar y superar malos entendidos y entrar en la posibilidad de armar equipos de alto rendimiento mediante tal influencia.

Desde los mismos ochenta, en Venezuela, en diferentes empresas, trabajamos con estos aportes que nos brindaron una gran satisfacción, proyectada en el texto de Júpiter editores PNL Organizacional, cual ya va por una tercera edición y es utilizado en los mejores cursos de MBA, como referencia de las acciones que ejecutamos cuando pretendemos comulgar e integrar en una organización a diversos equipos conformados por personas con distinta experiencia. Incluso, uno de los aspectos de relevancia local, tal como son las reuniones empresariales, es particularmente desarrollado mediante una metodología que nos permitió “tropicalizar” la PNL: El modelo ICARUS para reuniones cortas, claras, precisas y efectivas, del cual mostraremos acá, por razones de espacio, solamente sus enunciados, ya que se trata de un acróstico de las acciones a tomar para dichos círculos.

Inicie proponiendo resultados. Concéntrese en objetivos, acciones y resultados Active un buen rapport Reúna acuerdos sensoriales Unifique las decisiones a tomar Sistematice la próxima reunión

Cada uno de estos pasos o ítems cuenta con herramientas específicas que hemos extraido de la PNL y que en los últimos años, desde el 2006 para acá, hemos integrado a una diversidad importante de contribuciones al mejor desenvolvimiento organizacional: Coaching, Hábitos de Covey, conflictología, organización inteligente, entre otras. Así contribuimos a la evolución positiva del ser humano mediante el trabajo organizacional productivo y generativo de mejores condiciones de vida.

www.larocham.blogspot.com luisarochaster@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada