jueves, 29 de noviembre de 2012

Tips neurcodificados

La PNL (Programación NeuroLingüística) es un estudio científico que se basa en estudiar conductas humanas y a través del análisis de ellas, armar modelos a copiar para lograr los mismos resultados que obtienen las personas de éxito cuando aplican esas mismas conductas.
Cada persona vive su vida y actúa de acuerdo a diferentes principios y creencias que fue aprendiendo, imitando e incorporando en su vida. Algunas de estas son muy buenas y otras nos hacen mal: algunas generaron en nosotros vicios como fumar, tomar alcohol, comer demás; hicieron que seamos inseguros, tengamos baja autoestima, o que nos cueste hablar en público.
Algunos de los principios que regulan nuestras conductas de forma inconsciente, hacen que no aprovechemos al máximo nuestro potencial intelectual, que nos limitemos creyendo que no somos lo suficientemente buenos, o inteligentes o rápidos como otros. Pero esto no es así y toda conducta puede ser modelada, reconstruida. Para eso existen simples técnicas y ejercicios de PNL que puedes aprender.
554421_357294464338021_286811472_n
A continuación veremos algunas sugerencias al respecto que pueden marcar una diferencia importante:
1. “Puedes hacerlo“. Pronuncia estas palabras a menudo hacia su hijo. Enséñale a él a decir lo mismo cuando se encuentre ante situaciones complicadas.

2. No critiques a tu niño cuando está haciendo alguna actividad. No lo corrijas. A veces resulta tentador corregir a un niño cuando uno ve que se está equivocando. Por ejemplo cuando está coloreando o dibujando agarrando el lápiz de forma incorrecta.
Debe dejar que su hijo experimente y aprenda cuál es la forma más cómoda de agarrar el lápiz. Esto no significa que no puedes enseñarle, pero debes hacerlo de forma sutil. Por ejemplo poniéndote a su lado y agarrando otro lápiz y papel para que él vea como tú lo estás agarrando.

3. Elogios, elogios y más elogios. Aprovecha la oportunidad para celebrar cada logro, grande o pequeño. Felicita a tu niño cuando hizo un esfuerzo para terminar una tarea. Felicita a tu niño cuando aprendió una nueva habilidad. Elogia a tu hijo cuando muestra interés en algo nuevo. Felicítalo para cualquier cosa que te gustaría alentarlo.
Los elogios deben ser sinceros e ir acompañados de entusiasmo.

4. Al final del día, cuando acuestes a su hijo en la cama, charlen sobre los eventos del día. Pregúntele acerca de las cosas buenas que sucedieron en el día. Asegúrese de que los últimos pensamientos de su hijo, antes de que se duerma, sean todos positivos, acerca de las experiencias positivas del día y elógialo nuevamente.

5. Anote algunas afirmaciones positivas para decirle a su hijo. Buenos ejemplos de esto son: “Eres tan inteligente, cada día eres más inteligente”. O “cada día estás aprendo más y más!”.
Las afirmaciones tienen que ser escritas en tiempo presente, en forma positiva ( “Yo soy fuerte y saludable”, en lugar de “Yo no estoy enfermo”).
Repite las afirmaciones a tu hijo, 3 veces cada uno Temprano en la mañana en el momento en que su niño se despierta es también un buen momento para hacerlo. Trata de encontrar momentos del día para pronunciarles sin que sea evidente.

6. Tu hijo aprende sobre el mundo y sobre sí mismo a través suyo, de sus maestros y de todo los que lo rodean. Es una buena idea asegurarse que, en la medida que sea posible, que tu hijo esté en un ambiente positivo.
Si tu niño es muy pequeño, asegúrate de que todos los que lo cuiden también sean conscientes de la necesidad de generar confianza en su hijo. Cuando elijas una guardería o jardín de infantes, o una niñera, asegúrate de elegir un entorno positivo.

7. Asegúrate de que tu hijo sepa que puede discutir contigo cualquier cuestión que está en su mente. De esta manera, si sucede algo negativo, serás capaz de ayudar a tu hijo a lidiar con él de una manera positiva, en lugar de crear un recuerdo doloroso que puede afectar a tu niño para el resto de su vida.

La autoestima es central para el ser humano. Para su concepción sobre sí mismo y su relación con los demás. La confianza y seguridad en sí mismo determina cómo nos manejamos y cómo desarrollamos las tareas que se nos presentan día a día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada