viernes, 31 de agosto de 2012

Metas, metas y metas

Metas, metas y metas
Para iniciar el año, muchos de nosotros queremos un cambio. Ya sea cosas nuevas materiales y/o también, cambios en nuestro entorno que son intangibles. Ponernos metas es fácil, hablar es fácil, prometernos mejorar es fácil, sin embargo dirigir nuestra mente correctamente es el problema, simplemente, porque no sabemos cómo hacerlo.
Llenos de buenas intenciones iniciamos el año nuevo, con propósitos y objetivos que después de una semana empezado el año se quedan en el olvido y nos queda solamente un sentimiento de fracaso y de incapacidad para cumplir lo que dijimos.
PNL (Programación Neurolingüística) te ofrece una forma sencilla para que le enseñes a tu mente lo que quieres y que te ayude a lograr lo que deseas. Si no has logrado esas cosas que te dices con tus métodos, sigue estos pasos al pie de la letra y verás que lograrás tus metas.
Si tienes varias metas en mente, te recomiendo que empieces con una meta primero, la más fácil de lograr, para que aprendas a hacerlo efectivamente.
1º. Piensa en lo que quieres lograr e inicia tu meta deseada con ej. “quiero…..comer más ensaladas”; “quiero… hacer ejercicio en el gimnasio”; “quiero…….”
2º. Piensa si de verdad te motiva lo que estás pidiendo. Si quieres hacer ejercicio, quizá no te motiva el levantarte más temprano o el esfuerzo de hacer el ejercicio, sin embargo sí te motiva verte con un tono muscular saludable y quizá con unos kilos menos. Entonces visualiza esto último, el resultado todo el tiempo. Escucha cómo la gente nota tu cambio y te halaga. Cuáles son tus sentimientos cuando te ves mejor después del ejercicio y cuando la gente te lo comparte. Respira profundo.
3º. Ahora tú puedes lograr esto: ¿cuál es el primer paso para lograr esto que te hace sentir bien? ¿Cuándo lo inicias? ¿Dónde lo realizas? ¿Cuánto tiempo le dedicas? ¿Qué necesitas para lograrlo? ¿Qué escuchas y vez cuando llevas a cabo tu meta? Es importantísimo que hagas todo esto mentalmente con detenimiento respondiendo a cada pregunta con detalles.
4º. Imagina que ya lograste tu meta (sea leer un libro, bajar algo de peso, ir al gimnasio,etc.) ¿cómo te sientes? ¿De verdad fue bueno para ti? ¿Los que te rodean están a gusto con tu logro? ¿Fue positivo para todos? Date cuenta si de verdad fue motivador el resultado. Date cuenta lo bien que te sientes con un resultado positivo sobre tu meta. Vete en el espejo y felicítate por este logro. Respira profundo.
5º. Finalmente pregúntate para qué quieres esta meta. Una vez que contestes esto,ahora dile a tu mente que así quieres llevar a cabo esta meta y que te ayude. Respira profundo.
Verás que cumplir con objetivos es más fácil de lo que creías. Tu mente te ayudará a cumplir la meta como lo enunciaste arriba y seguirá los pasos que le enseñaste. Mientras más detalles le des a tu mente, más fácil será para ella seguir instrucciones.
Una vez que hayas logrado el primer objetivo, inicia con otro y haz lo mismo. Sentirás un gran poder dentro de ti y sólo se trata que le enseñes a tu mente lo que quieres.
Y recuerda que para obtener resultados diferentes, tienes que hacer las cosas diferentes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada